Publicado: 26/05/20
Categoría: Business

La crisis causada por la pandemia del COVID-19 ha tenido efectos devastadores sobre ciertos sectores, uno de ellos ha sido el del deporte tradicional, ya que todo tipo de competición se ha visto paralizada.

Otros, sin embargo, han conseguido un gran repunte de sus cifras. El ejemplo más claro son los deportes electrónicos, que han protagonizado una cuarentena en la que lo digital era la única posibilidad para todo tipo de eventos y activaciones.

Así lo corroboraron los numerosos expertos internacionales reunidos en el webinar semanal organizado por World Football Summer y Eleven Sports. Peter Hutton, director de patrocinios deportivos de Facebook, anunció que el branded content ha crecido un 41% en Facebook y un 122% en Instagram. Por su parte, Ralf Reichert, CEO de ESL, la plataforma líder de eSports a nivel mundial, apuntó que algunas compañías del sector han crecido hasta un 300% durante la pandemia.

El propio Reichert, avanzó una de las claves del futuro de la industria: “Las marcas de deporte tradicionales tienen que tener una estrategia de “gaming” porque los eSports son los que están dando mayores beneficios durante esta crisis. La industria ha explotado y la mayoría de empresas están creciendo al 100, 200 o 300 por ciento. Incluso las empresas que organizan torneos de aficionados están creciendo cinco veces más que hace un año, porque la audiencia de los eSports se ha multiplicado por cinco en los últimos meses”.